Correo: seminario@dsanjuan.org  Teléfono: +152 395 785 1414

¡Apoya la formación de los futuros sacerdotes!

Ya está cerca el Día del Seminario

¿Qué se hace en el Seminario?

En el Seminario se forman a los aspirantes al sacerdocio para configurarse con Jesús Buen Pastor, tomando como directrices las diferentes dimensiones de la persona.

Dimensión Espiritual

El seminarista debe formarse para la relación y comunión con Dios. Es la parte central y unificadora del ser sacerdotal. Busca que los seminaristas aprendan a vivir en trato familiar y asiduo con Padre por su Hijo Jesucristo en el Espíritu Santo. Para este fin, el seminarista ha de frecuentar la lectura orante de la Palabra de Dios, la oración y la vida sacramental, especialmente la participación diaria en la Eucaristía. (Cfr. PDV 45-50)

Dimensión humana

El Sacerdote, que está llamado a ser imagen viva de Jesucristo Cabeza y Pastor de la Iglesia, debe buscar reflejar en sí mismo la perfección humana que brilla en el Hijo de Dios Hecho hombre. Para ser pastores necesariamente maduros y en vistas del ministerio, los seminaristas deben cultivar una serie de cualidades humanas que los conviertan en pastores con una personalidad equilibrada, sólida y libre. (Cfr. PDV 43)

Dimensión Intelectual

En el seminario también se forma a los futuros sacerdotes para que sepan defender la fe y dar razón de la esperanza de los cristianos, profundizando en el conocimiento de los misterios divinos a la luz de la Revelación contenida en la Palabra de Dios. Asimismo, es una exigencia para que el seminarista sea capaz de anunciar el Evangelio en un diálogo constante con la cultura actual. (cfr. PDV 51)

Dimensión Pastoral

La formación tiene su finalidad a preparar a los seminaristas para comunicar la caridad de Cristo, Buen Pastor hacia el Pueblo de Dios, consituyéndolos en verdaderos pastores de almas mediante el ministerio de la Palabra, el ministerio del culto y la santificación y el ministerio del servicio de la caridad. (cfr. PDV 57)

Casas de formación

Nuestro seminario acompaña a los aspirantes al sacerdocio desde la secundaria hasta su ordenación sacerdotal al servicio del Pueblo de Dios. Para tal fin nuestra diócesis cuenta con casas que atienden a los aspirantes desde la educación secundaria hasta su formación inicial para el ministerio sacerdotal.

EnREDáte a tu Seminario

El Seminario es una responsabilidad de todos, y hay varias maneras de apoyar.

Oración

Con tu oración, Dios va obrando en favor de nuestro Seminario, llamando a jóvenes para su servicio y dándoles la perseverancia en su vocación.

Económicamente y en especie

La formación de los futuros sacerdotes implica gastos para profesores y mantenimiento de las casas donde son formados. Con tu donativo, ayudas al sostenimiento de esta obra de Dios.

Testimonio Cristiano

La experiencia nos dice que las comunidades que viven de manera auténtica el Evangelio provocan el surgimiento de nuevas vocaciones. Por lo que tu testimonio es una ayuda importante.

Promoción Vocacional

Jesús te puede estar llamando.
Si te late, ¡anímate!

Escucha

El primer paso para el discernimiento vocacional es poner el corazón a la escucha de Dios en su Palabra, en la Eucaristía y en nuestra historia personal.

Dios toma la iniciativa

El llamado de Dios no es algo que se gana, es un regalo del amor de Dios a cada uno.

Respuesta

Una vez escuchado el llamado, se debe de responder con toda libertad, tomando el camino que Dios propone.

Últimas noticias

¡Entérate de lo que sucede en el Seminario!

Día del Seminario

“Jesús, aprendemos a escuchar y a discernir tu voz”. El próximo 03 de diciembre será el día del Seminario, donde los seminaristas saldrán a las comunidades de nuestra diócesis a compartir la alegría de la vocación. A continuación te compartimos la oración del bienhechor y también de qué forma puedes ser parte de la...

¿Sientes que el Señor te está llamado?